32 C
Corrientes
7 diciembre, 2019
VIVIR PLENAMENTE
Tona Galvaliz

Vida y muerte, dos caras de la misma moneda | Por Tona Galvaliz

¿De qué se trata vivir? ¿En qué consiste morir?

La única verdad incuestionable que podemos afirmar y validar es que

“desde el momento en que nacemos, estamos muriendo poco a poco, y nada ni nadie puede evadir o alterar esta realidad”. Los que ya partieron lo pueden confirmar.

Si vamos a morir, ¿cuál es el sentido de la vida?

¿Qué sucede cuando la muerte se presenta como inevitable? Se ha comprobado en personas moribundas con diagnósticos irreversible de muerte que previo a los últimos instantes del desenlace final surge una tendencia de aferrarse a la vida y a algo que le otorgue un profundo y verdadero sentido existencial.

Y si de algo se arrepienten estas personas no es sobre lo vivido, sino justamente por lo “no vivido”, por lo que no hicieron, por los famosos pendientes, por haber disfrutado poco y dejado para después ser feliz, por no concretar los anhelos, decir más te amo y agradecer, por haber compartido poco con los seres más queridos, por no perdonarse, pedir o aceptar un perdón etc.

En esas condiciones donde se respira de cerca la finitud, las prioridades, las perspectivas y paradigmas mutan radicalmente buscando razones de peso para encontrarle un sentido a lo vivido durante el paso por este plano terrenal; lo superficial, lo no esencial queda fuera del foco. Se incrementa la imperiosa necesidad de dejar un legado valioso, una contribución trascendente hacia algo o alguien; dicho de otro modo, que no haya sido en vano el vivir.

Seguramente, esto lo habrás advertido con algún ser querido o familiar que haya o esté atravesando el ocaso y tránsito de la muerte. Se puede comprobar cuán necesario e importante es facilitar el que puedan ellos hacer las paces con su historia para hallar tranquilidad y libertad interior; sobre todo sabiendo que como agonizantes dejarán todo inclusive su cuerpo y seguirán el vuelo hacia la vida eterna en paz.

Hay dos hitos fundamentales en nuestra vida, primero cuando nacemos y segundo cuando descubrimos el para qué nacemos. Conocer la respuesta de cuál es el sentido de la vida da piso, sostén, guía y nos conduce a la felicidad.

Para evitar vivir como muertos en vida, o dormidos o ausentes, excluidos de la propia existencia, es recomendable caminar más lento, más presente en el aquí y ahora, más atentos y focalizados en los para qué con valores; en definitiva, buscar estar conscientes, sobre todo para no caer en el torbellino de las dudas, confusiones que provocan vacíos y angustias, resultado de los apuros, prisas y el estrés.

Al despertar, da las gracias cada mañana por tener la oportunidad de existir, de abrir los ojos, respirar y experimentar, por aprender de la adversidad, por relacionarte día a día con personas maravillosas que te suman, por ser parte de una familia, por vivir en una sociedad democrática, por poseer derechos y tener deberes que ejercer, por tu trabajo y tareas que te permiten manifestar tus talentos, porque de ti depende ir por tus sueños y realizarlos, por los cobijos y alimentos diarios, por poder tomar y soltar, por cooperar, porque mientras tengas vida, es posible intentar para comenzar y dejar huellas para los que vendrán después.

También antes de levantarte de la cama hazte la siguiente pregunta: ¿Qué quieres que pase hoy en tu vida que dependa de vos? ¿Para qué? ¿Qué acciones tomarás para que eso suceda? Escucha tu voz interior, atiende esos reclamos y motivaciones, descubre razones que alimenten tu felicidad, ve por lo que amas, lo que te hace sentir bien incluyendo a otros, no te des por vencido, ni te quedes con los saldos del debería.

¡Hazlo ya! Confía en la vida, ella te provee y te espera con un abanico muy amplio de oportunidades que desea que tú lo tomes, porque te mereces lo mejor.

Si no eres tú, ¿quién? Si no es ahora, ¿cuándo?

Vive tu vida intensamente, como si fuese el último día.

Comprométete y sé responsable con tus valores y tu misión. Ve por ello.

La única certeza es que “vas a morir”. Entonces, elige vivir.

Related posts

Cierra en paz el ciclo 2018 y ábrete con poder al 2019| Por Tona Galvaliz

Eugenia Godoy

“Trabajar con sentido”| Por @TonaGalvaliz

Eugenia Godoy

¿Cómo ser feliz a pesar de?| Por @TonaGalvaliz

Eugenia Godoy

Deje un Comentario