20.3 C
Corrientes
19 julio, 2024
VIVIR PLENAMENTE
Tona Galvaliz

“Mi mamá” por Tona Galvaliz

“Quien está reconciliado interiormente con su madre tiene mayores opciones y posibilidades de ser una persona feliz y próspera, porque, así como percibimos a nuestra madre, así será nuestra relación con la vida”.

¡Todos sabemos qué nuestra mamá es nuestro primer vínculo con la vida, nos nutrimos de ella a nivel biológico, energético y emocionalmente durante los 9 meses de nuestra gestación, a través de ella llegamos a la vida gracias a su sí!

De manera que, “madre y vida”, son equivalentes desde un sentido arquetípico, porque la madre simboliza la vida en sí misma.

Bert Hellinger padre de las constelaciones familiares decía: “Como miramos a nuestra madre) miramos a la vida”, esto quiere decir qué: así como percibimos y significamos a nuestra madre, así será nuestra relación con la vida.

Quienes hayan integrado y estén reconciliados interiormente con su mamá, tiene mayores alternativas de ser una persona feliz y próspera, por el contrario, quienes sienten desprecio, rabia, lástima o no tenga buena relación con ella, vivirá su vida desde un sentimiento de carencia y vacío existencial, más allá de qué sí ésta, esté viva o haya partido.

¿Qué puede pasar en nuestra vida cuando no tenemos integrada a mamá y no podemos tomarla u honrarla? Se pueden presentar varias dinámicas en relación con la madre.

Cuando “No consigo pareja” Por diferentes motivos el hijo/a ocupa el lugar de su papá, ya sea porque no está presente, por qué falleció, se marchó etc. en estos casos, él pequeño/a percibe él dolor qué dejo su padre, asumiendo la responsabilidad de la figura paterna, haciéndose cargo de todo, intentando llenar el vacío qué originó esa circunstancia, es en estos casos que al adulto le resultará muy difícil conseguir pareja; debido a qué simbólicamente ya tienen una: su madre.

Cuando “No quiero hijos” Hay casos en los que el hijo/a se siente mejor que su mamá, la madre ocupa un lugar de hija, éste le dice cómo hacer las cosas, le da órdenes, le enseña; esto ocurre cuando la madre tuvo una infancia o un episodio en esa etapa de su vida que la hizo sentir desamparada, abandonada o sola. Es como si un aspecto del alma de esa madre haya quedado congelado en su infancia. Entonces la hija/o percibe esto y siente su tristeza y abandono o sentimiento de víctima, en estos casos y por amor, también los roles se mueven y desordenan, es así como se torna en madre o padre de su madre.

Estos casos generan diversos síntomas, uno de ellos es, el desinterés de esa hija o hijo en ser madre o padre, inconscientemente resuena un mensaje: “Para qué hijos, si ya tengo. Mi madre. Y con eso ya tengo bastante”

El orden se restablecerá cuando ese hijo/a se abra a recibir de su madre ubicándola en su verdadero lugar. Porque los padres son los que dan, y los hijos son los que reciben un apoyo emocional.

Cuando “Siento rabia en general, rabia hacia la vida y no sé porque” Es común que se presente un movimiento interrumpido entre un bebé y su madre, esto ocurre cuando el bebé es separado de su madre, ya sea porque estuvo en incubadora, por enfermedad de la madre después del parto, o cuando el bebé estaba más grande y los padres decidieron irse de vacaciones y dejaron el bebé con otros adultos por ejemplo sus abuelos. También ocurre cuando alguien allegado a la madre muere, ella por más que quisiera, no pudo estar disponible para su bebé, pues su corazón estaba en otro lado. El bebé entonces, siente un abandono en los primeros meses de su vida y cierra su corazón al sentir que su madre no estuvo a su lado.

Esto se puede manifestar en su edad adulta como un rencor o rechazo hacia su madre, rencor y rechazo hacia la vida, ya que como decíamos, son equivalentes.

Cuando: Seré una desgraciada igual que vos mamá” Si sientes lástima por tu mamá, ya sea porque tuvo una infancia o juventud difícil, ya sea porque se sacrificó para tenerte y darte lo que te pudo dar, podrías sin querer buscar inconscientemente repetir algo de su destino, como una forma de solidaridad y lealtad con su sufrimiento.

Cuando “Te entrego mi hijo, eres mejor madre que yo” Hay mujeres que sienten que su mamá será mejor madre de sus hijos que ellas mismas, y entregan la crianza de sus bebes a las abuelas. Esa abuela mira a los nietos y siente que son sus hijos, y esos niños sienten que su abuela es como su madre, esto genera un gran desorden; porque la madre no asume su lugar, y por lo tanto no asume su poder. Ella no asume su adultez, y esto repercutirá en su salud y vitalidad, la consecuencia será qué el hijo crecerá con una gran confusión que se manifestará en las relaciones que tendrá con su madre y abuela, tensión entre madre y abuela crecerá con los años.

En todos estos y más casos, es posible mediante diferentes herramientas y consultoría psicológica, revisar aquello que hoy ésta impidiendo pararse como adulto asumiendo el rol correspondiente, y así ordenar las situaciones, revertir las consecuencias, de manera qué fluya él amor y la abundancia en nuestras vidas, llevando una vida con paz y feliz.

¡Feliz día de la madre!

Te mando un beso inmenso TG.

IG Tona Galvaliz.

FB/LinkedIn.  María Antonia Galvaliz. Counselor-Logoterapia-Biodecodificación-

Coaching Ontológico y Sistémico- Speaker- PNL- Coaching WingWave- Escritora Columnista- Desarrollo Humano personal y organizacional.

“¿Por qué los humanos tropezamos 100 veces con la misma piedra?” por Tona Galvaliz

“Sucede según creas” por Tona Galvaliz

 

Related posts

“Un nuevo modo de trabajar y solucionar problemas humanos”

Marita

”Gestionando emociones” por Tona Galvaliz

Marita

¿Por qué perdonar?| Por Tona Galvaliz

Eugenia Godoy

Deje un Comentario

Contactenos