9.9 C
Corrientes
23 julio, 2024
VIVIR PLENAMENTE
Información General

Valderrama: “Las personas mayores aprenden hasta el último día”

En el marco del articulo “Soy viejo, pero no idiota”, Vivir Plenamente conversó con el autor de la nota, Hugo Valderrama, acerca de la campaña contra la desatención bancaria digital y las consecuencias cognitivas que representa la deshumanización de los servicios públicos o privados respecto a la atención para con las personas mayores.

El neurólogo especialista en patologías neurológicas sostuvo que hay una falta de concientización de la cultura del adulto mayor, “y a partir de ahí se toma como que el poco acceso que por ahí tiene la persona mayor a un servicio actual tecnológico se debe a un déficit en el cerebro de esa persona”.

“Hay un prejuicio sobre la persona mayor. Muchos creados y diseñadores de servicio actuales creen que algo es intuitivo suponiendo que es igual para todos, y muchas veces es todo lo contrario, es contraintuitivo lo que hacen”, comentó.

Explicó que “el cerebro tiene redes neuronales que van creando asociaciones y sensaciones no solamente en lo pragmático, sino también en lo simbólico”.

Por lo que la facilidad para usar determinada tecnología “no parte exclusivamente de los diseñadores que las crean, sino de la relación previa en la vida del usuario con esa tecnología, como ser el vocabulario, la simbología, las costumbres, entre otros”.

Remarcó que “no hay que creer en ese verso de que uno tiene déficit en sus funciones mentales porque no se adapta a determinado servicio que lo diseñan personas que no tienen idea sobre tu cultura”.

Para el especialista, la persona mayor “tiene un cerebro que aprende hasta el último día, es plástico y tiene capacidad siempre, eso lo demostró la ciencia”. Si bien hay patologías frecuentes para cada edad, “no hay que prejuzgar que las funciones mentales de una persona mayor es el problema cuando el servicio es el que está mal”.

El segundo punto a tener en cuenta es que “hay que tener la motivación y el interés, y no podés obligar a tenerlo. Lo que tenes que hacer es ver como adaptar a un servicio del que yo soy usuario y que a vos te beneficia, de la forma más sencilla”.

Más allá de la cuestión económica que hay de fondo, “donde se suprimen personas para poner máquinas y uno tiene que adaptar su cerebro como puede y el que no, queda excluido”, para el especialista hay una deshumanización de los servicios.

“Al suprimir la principal forma de brindar un servicio con calidad, la conexión para una transacción de humano a humano, al inhibir eso no solamente suprimís el desarrollo de una generación sino el desarrollo evolutivo del ser humano”.

Valderrama aseguró que este tipo de modalidad va contra la evolución y el desarrollo del cerebro. Y que una de las mejoras alternativas es tener en cuenta el bagaje cultural de una persona mayor, y crear en base a las necesidades de los mismos.  

Related posts

Desarrollo Social presenta Sexta Feria Artesanal y Gastronómica

Eugenia Godoy

Refaccionan y amplían del Hogar de Ancianos de Paso de los Libres

Marita

Reabrió el IPS y así es la atención a los jubilados

Eugenia Godoy

Deje un Comentario

Contactenos