32 C
Corrientes
7 diciembre, 2019
VIVIR PLENAMENTE
Centros de Jubilados

Desvinculación en Monte Caseros: “Fui castigado por la interventora Fernández por pedir la normalización del centro”

Hugo Carlino, ex delegado del Centro de Jubilados de la ciudad de Monte Caseros se refirió en el programa Vivir Plenamente a su desvinculación forzada de la institución luego de que fuera desplazado por la interventora del Centro de Jubilados de la Provincia de Corrientes, contadora Julia Fernández.

“Creo que fue una forma avasallante, desmedida e injusta; llegó sin avisar, no llevó ninguna resolución que plasme el acto administrativo que corresponde. Simplemente se hizo un acta en el libro nuestra delegación. No tengo nada en contra, pero la persona que me reemplaza es un socio adherente que por reglamentación no puede serlo y que no se puede jubilar porque está con sumario administrativo y con eso digo todo”, explicó.

Hugo Carlino, es uno de los delegados que en las convocadas reuniones de centro solicitaba que se haga llamado a elecciones y que se dé cumplimiento al Decreto Ejecutivo que así lo dispone. “Justamente el 20 de noviembre de 2018, que fue la última reunión que tuvimos todos los delegados, le plantee si iba a dar cumplimiento al decreto que la renovaba por seis meses a ella y luego debía llamarse a elecciones; y lamentablemente todos, todos los delegados, excepto uno que no habló, pero todos estuvieron en contra”, indicó al respecto.

“La democracia es el camino, tenemos que normalizar el centro, acaso no somos capaces de dirigir nuestro centro, por supuesto que sí; y en esa oportunidad por decir esas palabras, fui castigado. Y se contra dijo en varias cosas, ‘tu centro es tal vez, el mejor de la provincia, pero no están haciendo nada’ y me entrega una documentación que dice que ‘el centro de Monte Caseros es el mejor de la provincia, que ha concretado un encuentro con 500 jubilados, jamás visto en la provincia y que se cumple con todos los talleres’”, remarcó Carlino.

Otra de las cuestiones con las que se apunta a la intervención son “las represalias económicas para quienes no apoyen la intervención”, es decir, a quienes se oponen a la interventora no les llega la coparticipación en tiempo y forma. El ex delegado de Monte Casero recordó, “en esa oportunidad le entregaron a los delegados los cheques de la coparticipación del mes de septiembre y estábamos en noviembre. Y a mí no me dieron el cheque, por ello le pregunto a la interventora que pasaba y me respondió, ‘has de deber alguna rendición´, a lo que le contestó que no debo nada y me dijo ‘ahora me fijo’, y ese ahora me fijo lo sigo esperando hasta hoy”, continuó.

“A parte de esto, Monte Caseros recibe una coparticipación de $7.100 y cuando debe recibir una coparticipación de $18.500”, denunció.

Para concluir, Carlino señaló que se ha enviado una nota al gobernador Gustavo Valdés con la firma de más de 50 socios del centro de Monte Caseros que piden su reincorporación a las funciones que desarrollaba ad honorem.

Related posts

Club de Abuelas Armonia, un punto de encuentro y recreación en las Mil Viviendas

VIVIR PLENAMENTE

Los medios de comunicación en el “Viaje hacia la igualdad de edad”

Mirian

Riachuelo| Culminó el club de día y colonia de vacaciones para adultos mayores

Eugenia Godoy

Deje un Comentario