21.9 C
Corrientes
29 marzo, 2020
VIVIR PLENAMENTE
Tona Galvaliz

¡Conoce tu grandeza!| Por Tona Galvaliz

Un padre antes de morir le dijo a su hijo: “Este es un reloj que tu abuelo me dio, y tiene más de 200 años. Pero antes de que te lo entregue, te pido que vayas a la relojería del centro y diles que quieres venderlo, así ves lo mucho que vale”.

El hijo fue, luego regresó con su padre y dijo: “El dueño de la relojería me lo paga a 5 dólares, porque dice que es viejo”.

El padre le dijo: “Ve a la cafetería y pregúntale al dueño cuánto te da”.

El hijo fue, luego regresó, y dijo: “También me lo paga a 5 dólares papá”.

“Por último, ve al museo y muéstrale ese reloj al director”.

Se fue y luego regresó, y le dijo a su padre: “Me dijo que cuesta un millón de dólares”.

El padre le dijo: “Quería hacerte saber que en el lugar correcto, sabrán tu VALOR de una manera correcta….

No te pongas en el lugar equivocado, y si lo haces, no te enojes si no te valoran”.

“Quien sabe tu valor es quien te aprecia, no te quedes en un lugar que no te conviene”.

¡Conoce tu valor!

-Autor Anónimo-

Las valoraciones que realizamos las personas incluyen una compleja serie de condiciones, cognitivas intelectuales y afectivas que suponen:

Nuestra manera de Percibir, discernimiento, estimación, toma de decisiones, actuación; valoraciones de preferencias, apreciando una cosa en lugar de otra.

Este conjunto de condiciones siempre estárelacionado con nuestras creencias, con lo que creemos acerca de algo o alguien, con nuestras convicciones, actitudes, juicios, intereses, emociones y sentimientos.

Ahora bien, el Valor es la fuerza orientadora, son los principios que guían nuestra conducta, y que hace que consideremos ser una cosa y no otra.

Ej.: cuando me percibo como un ser valioso, me respeto, me cuido y me siento merecedor de lo mejor; cuando me percibo poca cosa y no ser lo suficiente o no estar a la altura de…, vivo desvalorizado sintiéndome inferior.

Cuando vivimos en estados emocionales negativos, por ejemplo, la desesperanza, la sensación de angustia, que no puedo o no seré capaz, sensación de falta de competencia, de resentimientos y nos dejamos atrapar o envolver por esas emociones negativas sin saber gestionarlas, estas se convierten en estados de ánimo que incidirán en nuestra manera de valorarnos.

El estado de ánimo es muy importante, afecta todas las dimensiones de nuestra vida, afecta nuestra manera de percibirnos y de percibir las cosas, son el tono o humor sentimental que acompaña una idea o situación y se mantiene durante un determinado período de tiempo.

Los estados de ánimo tienen valencia positiva (ej. alegría, entusiasmo) o valencia negativa (ej. miedo, tristeza, ira) cuando existe un conflicto entre valencias positivas y negativas, se habla de ambivalencia.

Los estados de ánimo sostenidos, de tristeza, irritabilidad, ansiedad, nostalgia, desaliento, pesimismo, desvalorización, producen insatisfacción e infelicidad, van afectando nuestras relaciones humanas, nuestra inteligencia, salud, creatividad, la imaginación, la memoria, y tipo de respuestas que damos.

Recordemos que nuestras emociones son movimientos de energías que nos predisponen para actuar, duran poco y son intensas.

Nuestro estado de ánimo son sensaciones que se mantienen por un tiempo sostenido y representan una manera de estar en la vida. (ej. entusiasmado- deprimido; optimista-pesimista)

Nuestro cerebro con sus funciones y químicos nos da las respuestas de acuerdo a lo que nos enfocamos y creemos.

Por ej., si creo que no puedo, seguramente no podré, no encontraré la manera y, si creo que sí puedo, dalo por hecho, lo más factible es que fácilmente aparezcan los recursos y maneras para conseguir lo propuesto.

Otro ejemplo, si estoy creyendo que la vida es hostil, encontraré peligros por todos lados y en todas las cosas viviendo a la defensiva, y, por el contrario, si tengo una idea ilusionante, una razón de peso por el que vivir, consideraré que el mundo conspira para que todo, en cada momento y cada cosa, contribuya para que pueda lograr ese deseo u objetivo.

Nos convertimos en lo que pensamos y sentimos de acuerdo a pensamos.

Los estados de ánimo negativos son muy destructivos, activan mecanismos de alarma en nuestra biología, psiquis, energías, emocionalidad tiñendo nuestras respuestas, calidad de vida y por sobre todo, el motivo de esta nota: NUESTRA VALORACIÓN PERSONAL.

Piensa bien de ti, siente bien y actúa con valoración por ti.

Related posts

¿Por qué perdonar?| Por Tona Galvaliz

Eugenia Godoy

¿Por qué no me alcanza el tiempo?| Por Tona Galvaliz

Eugenia Godoy

¿Jugamos? | Por Tona Galvaliz

Eugenia Godoy

Deje un Comentario