17.5 C
Corrientes
24 octubre, 2021
VIVIR PLENAMENTE
Mayores con Voz Salud y Bienestar

Visita al Merendero San José de Cupertino

Gladys Esther Pereyra, Sara Blanc y Maria del Carmen Maffey, del grupo de Promoción 1965 de la Escuela Normal Dr. Pujol, estuvieron presentes en una jornada de festejos por el Mes de las Infancias en el Merendero San José de Cupertino, y nos comentaron sobre la felicidad que se siente al participar de actividades solidarias en esta etapa de la vida.

“El que no vive para servir, no sirve para vivir. Casi todas las chicas del grupo de la Promoción 1965 hemos hecho carne de esa frase tan hermosa de nuestro Señor. Procuramos servir al prójimo, y como dice Sara, quien da, es feliz. Quien da, recibe. Lo que se da, viene multiplicado a nuestras manos o de nuestros familiares”, compartió Gladys.

“Todas llegamos a entender que la mejor manera de transitar esta vida y esta etapa de la adultez, que muchas veces uno vive sin tener en qué gastar sus horas, se puede servir al prójimo desde el mayor tiempo que nos sobra y la mayor tranquilidad económica las que podemos gozar de una jubilación. Encontramos así una manera de canalizar la ayuda al prójimo, ocupando nuestras horas y sintiéndonos felices al ver los ojitos de estos niños cada vez que se les da una golosina o un juguete, no tiene precio. Esa felicidad nos llena el alma y sale también por nuestros ojos”, expresó con alegría.

Por su parte, Luis Alberto Garcia, fundador del merendero con la ayuda de Antonia, la dueña de la casa y cocinera, contó que el fin es asistir a los niños en alimentación y educación. “Acompañamos en este difícil momento que estamos pasando, en el que las actividades se están haciendo a medias por los cuidados, pero se están realizando y seguimos adelante”, aseguró. Y contó que son 80 chicos y sus familias que asiste al merendero, cada sábado, único día en el que se puede entregar las viandas por la falta de recursos.

“Hay muchas personas que necesitan, y ahora no, pero con la crecida por el Niño hay muchas personas viviendo más abajo, cerca del río. Prácticamente todos los chicos están escolarizados y la mayoría de los padres son ladrilleros o albañiles”, comentó Antonia. 

Desde el merendero, comentaron que para poder continuar cocinando para ese número tan alto de niños, necesitan de una olla de 80 litros, una cocina y una garrafa, ya que las ollas que usan son prestadas. Para las donaciones se pueden contactar al 3794 959040, y quienes quieran acercar juguetes, el 18 de septiembre será una nueva jornada de celebraciones por la festividad de su Santo Patrono. La campaña de pan dulce y budines se realiza para Navidad.

Related posts

Científicos argentinos buscan revelar la "firma molecular" del Alzheimer

VIVIR PLENAMENTE

"Le hace muy bien al adulto mayor estar junto con las personas de la misma edad"

VIVIR PLENAMENTE

Polémica por la decisión de ”diferir” la segunda dosis de las vacunas

Marita

Deje un Comentario

Open chat
Contactenos