10.5 C
Corrientes
10 agosto, 2022
VIVIR PLENAMENTE
Tona Galvaliz

”Se feliz” por Tona Galvaliz

El no encontrar un “para que vivir” te sumerge en un vacío existencial que causa infelicidad, depresión, angustia, es como estar muertos en vida 

En esta nota quiero escribir desde los aportes del Dr. Víctor Frankl filósofo, psiquiatra, médico neurólogo austríaco, sobreviviente de los horrores del holocausto judío, prisionero en Auschwitz y Dachau por más de tres años, vio morir a sus padres, a su esposa con un embarazo reciente, conviviendo entre muertes, hostilidades, pestilencias y todo tipo de carencias; pudiendo superar estoicamente esas vivencias inhumanas.

Durante su experiencia trágica, acompañó a otros prisioneros a que no se desanimen y a que pudieran encontrar y descubrir es esas siniestras condiciones una razón para vivir, evitando que muchos de sus compañeros de prisión no perdieran el ánimo de querés conservar su vida, ya que muchos preferían arrojarse a los alambrados electrificados para morir. 

Es allí donde reforzó las bases de su abordaje psicológico para posteriormente crear la “Logoterapia” -Análisis Existencial- fundamentada en el sentido de vida, tercera escuela Vienesa de Psicoterapia, tan bien explicada en su libro conocido: EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO en el mismo narra sus vivencias y génesis de su psicoterapia espiritual centrada en la persona; psicología humanista, fenomenológica, existencial.

Víctor Frankl afirma con total autoridad lo siguiente “Al hombre se le puede arrebatar todo en la vida, salvo una cosa, la última de las libertades humanas, la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias, para decidir su propio camino”

Para el doctor Frankl el dolor espiritual, el sufrimiento son síntomas de desesperanza, pero; si somos capaces de encontrar un propósito de valor en eso que nos hace sufrir, ¡podremos superarlo!, descubriendo en ello nuevas razones, motivos y respuestas de vida, y; dónde lo que originalmente causó dolor se convertirá en un desafío con sentido que fortalecerá nuestras fuerzas. 

Podemos tener todo el oro del mundo en nuestras manos, pero si nuestros actos carecen de un sentido valioso que nos eleve más allá de uno mismo, -la capacidad de poder trascendernos-; la posibilidad de alcanzar la felicidad será complicada en que podremos estar satisfecho colmando los sentidos, pero no feliz, colmando el espíritu.

Ser feliz es una decisión, es una forma de caminar la vida, no es el destino en sí.

A cada instante tenemos la oportunidad de tomar una decisión que determinará si somos presos de las circunstancias cayendo en manos de lo que llamamos destino o escuchar nuestra vos interior para elegir “la respuesta” actuando con responsabilidad, responsabilidad es responder con habilidad de cara a los hechos.

A partir de nuestra responsabilidad nos vamos auto determinando, eso significa la capacidad individual que todos tenemos para decidir en libertad.

Es el sentido el que nos busca a nosotros; las respuestas a los temas existenciales se encuentran adentro nuestro ¡no afuera!

Lo que cuenta es la actitud que elegimos adoptar al caminar, en ese mientras tanto durante la búsqueda de la felicidad, conectados desde el amor y manteniendo vínculos saludables.

Colocar nuestra mirada en un propósito con valor nos hace personas felices.

Somos atraídos por valores que nos mueven, estos nos guían y orientan nuestras acciones; conductas diarias teñidas por el sentido. Por ejemplo, haciendo una analogía; si los valores fueran el humo de un rico café, ese aroma funciona como un atractor que nos moviliza a una determinada acción a modo de guía orientativa y nos impulsa, en este caso a degustar ese café, beber sería la acción, la logoterapia a eso llama “voluntad de sentido”

Ese sentido de vida según Víctor Frankl está sustentado en tres tipos de valores:

Valor Creativo, Valor Vivencial y Valor de Actitud.

Valor Creativo es el dar a la vida, es la contribución personal que cada uno realiza, representa el aporte particular de uno para mejorar lo que hemos recibido de la comunidad, el mundo, la vida. Es el talento o habilidad en acción.

Valor Vivencial es el tomar de la vida, es la vivencia, el aprendizaje personal mediante la experiencia, lo que se toma de la vida para nutrir la existencia.

Valor de Actitud, es la actitud que elijo, simboliza cómo cada uno se par y sale a la vida, más allá de la contribución personal o lo que se pudo tomar de la vida, expresa el “a pesar de”, es la respuesta con sentido y significado frente a las circunstancias dolorosas, trágicas, fácticas que se vive y que no dependen de uno.

De cara a una situación fáctica podemos descubrir un valor superior, nos invita a responder en libertad de lo que pudiera estar condicionando o causando sufrimiento, descubriendo en ello un sentido de trascendencia, cuestión que nos coloca en otra dimensión de paz y felicidad.

Te mando un beso inmenso TG.

IG Tona Galvaliz. FB/LinkedIn. 

María Antonia Galvaliz. Counselor-Logoterapia-Biodecodificación-

Coaching Ontológico y Sistémico- Speaker- PNL- Coaching WingWave- Escritora Columnista- Desarrollo Humano personal y organizacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Related posts

”Confía, ten fe y no te desanimes” I Por Tona Galvaliz

Marita

”Autoestima y Plenitud” por Tona Galvaliz

Marita

“Transformación Valiosa”| Por @TonaGalvaliz

Eugenia Godoy

Deje un Comentario

Contactenos