17.3 C
Corrientes
19 mayo, 2024
VIVIR PLENAMENTE
Tona Galvaliz

“Gracias a una MUJER estás aquí” por Tona Galvaliz

“8M conmemora la igualdad de trato, de derechos, beneficios, obligaciones y oportunidades” .

Para lograr la igualdad entre el hombre y la mujer es necesario un cambio de paradigma.

En 1977 la ONU declaró el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer con el objetivo de reivindicar el trabajo por los derechos de las mujeres y promover su participación en los distintos ámbitos de la sociedad para su emancipación.

La fecha 8M conmemora a las 129 obreras textiles de la fábrica Cotton de Nueva York, Estados Unidos, que fallecieron en 1857 a consecuencia de un incendio mientras hacían huelga para mejorar sus condiciones laborales.

La ONU destacó la urgencia de “Invertir en las mujeres: acelerar el progreso” siendo el lema para este año 2024; poniendo en relieve la falta de recursos económicos suficientes en materia de género, focalizando “Lograr la igualdad de género y el bienestar de la mujer en todos los ámbitos, advirtiendo qué es más crucial que nunca si se busca generar economías prósperas y conseguir un planeta saludable”.

La desigualdad de género que existe hoy día en las sociedades del mundo está a la vista, aunque se mire para otro lado; en muchas comunidades esta falta de equidad se naturalizó, habiendo mujeres abusadas, maltratadas, silenciadas, invisibilizadas, vulneradas, explotadas, en todo tipo de modos de participación, por ejemplo, la vida familiar, pública, privada, laboral y política, con disparidad en salarios, accesos a puestos jerárquicos, derechos sexuales, reproductivos y derecho a la vida.

Las mujeres seguimos siendo fuente de desigualdad, discriminación y abuso. Lamentablemente hay países que nos descartan por el solo hecho de ser mujer, que al enterarse del sexo femenino durante la gestación abortan interrumpiendo el embarazo.

Apenas el 50 por ciento de las mujeres en edad de trabajar están representadas en la población activa mundial, frente a un 76 por ciento en el caso de los hombres.

En Argentina matan a una mujer cada 29 horas.

A igual tarea o función, jerarquía, puesto laboral el ingreso y beneficios del hombre supera un 75% por sobre el de la mujer, Y frente a una vacante laboral tiene más derecho el hombre que la mujer.

En situaciones de pobreza, la mujer tiene un mínimo acceso a la alimentación, la salud, enseñanza, capacitación, empleo.
Realidad que manifiesta un claro desequilibrio y desorden funcional del sistema en que vivimos, Bert Hellinger expresa que: “Sin orden no puede haber amor”. 

El concepto de amor abarca un sinfín de aristas, dependiendo del foco, en esta oportunidad considerando el tema de la nota, podría inferir amor sinónimo de equilibrio, orden, equidad, oportunidad, reciprocidad, reconocimiento, encuadre etc. Saber que el amor es como el agua, que sin un cauce o recipiente que lo contenga se desparrama, y como te darás cuenta, necesitamos restaurar el cauce del orden, en derechos, oportunidades y beneficios de nosotras las mujeres.

En este sentido, siguiendo la misma línea de análisis Bert Hellinger afirma que lo que ayuda a alcanzar la felicidad y éxito, es que cada cual esté en el modo y lugar que le corresponde, refiriéndose al orden y equidad, sosteniéndose un equilibrio positivo y sano en el intercambio entre personas.

¿Qué pasa cuando alguien se siente dañado, no reconocido o invisible por el otro género en una relación entre personas? Las relaciones y vínculos -personales-laborales- entran en un equilibrio en negativo, en bucles de destrucción que se retroalimentan y perjudican mutuamente.

La solución llega primeramente con darse cuenta de ese desequilibrio injusto, del no reconocimiento y respeto por “la mujer”.

Segundo paso de solución: Empoderarnos para recuperar nuestro lugar perdido, con actitud y valor junto a estrategias asertivas, apelando al diálogo, alzar nuestra vos para hacernos escuchar, trabajar unidas para reconquistar responsablemente aquellas partes que nos corresponde por derecho y dignidad, actuar en consecuencia reestableciendo ese orden perdido.

Para cerrar la nota del día, el mensaje es:  Que todas las benditas mujeres continuemos involucradas amorosamente, sigamos trabajando mancomunadamente, restableciendo ese orden sistémico, y que éste permita que la vida fluya hacia adelante con equilibrio e igualdad, y así nos sentiremos más dignas, completas, felices y en paz.

 

Envío un saludo muy cálido a todas las mujeres, en especial a las de mi familia, mi madre que me dio la vida, mis hijas y nietas.

Te mando un beso inmenso TG

 

IG Tona Galvaliz.

FB/LinkedIn.  María Antonia Galvaliz. Counselor-Logoterapia-Biodecodificación-

Coaching Ontológico y Sistémico- Speaker- PNL- Coaching WingWave- Escritora Columnista- Desarrollo Humano personal y organizacional.

 

Related posts

”Las respuestas están en tus entrañas” por Tona Galvaliz

Marita

“La buena comunicación es la clave para la construcción de relaciones exitosas”| Por Tona Galvaliz

Eugenia Godoy

”Perspectivas. ¿Qué ves cuando miras?” | Por Tona Galvaliz

Marita

Deje un Comentario

Contactenos