32 C
Corrientes
7 diciembre, 2019
VIVIR PLENAMENTE
Editoriales

EDITORIAL 1 DE DICIEMBRE | Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

Muy buenos días, cómo les va queridos amigos. Bienvenidos a Vivir Plenamente. Hoy, 1º de diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Esta fecha se presenta anualmente como una oportunidad para apoyar a aquellos involucrados en la lucha contra el VIH y para mejorar la comprensión sobre el VIH como un problema de salud pública mundial.

Este año, la OPS, la OMS, junto con las oficinas regionales también de la ONU SIDA, también de la UNICEF, la Organización Panamericana para la Salud Y LA Red Latinoamericana de Jóvenes que viven con el VIH adoptaron conjuntamente el tema “Habla conmigo abiertamente” y creo que es lo que justamente nos está haciendo falta hoy en día.

Tenemos que hacer, todos, las personas mayores, la sociedad en su conjunto, hablar con los jóvenes porque es muy significativo el aumento de enfermedades de transmisión sexual que existe, principalmente, en la población muy joven. Tenemos que desterrar los tabúes que existen sobre la sexualidad y las medidas que existen para evitar los embarazos no deseados, pero por sobre todas las cosas, crear una barrera definitiva para las enfermedades como la sífilis, que se consideraba superada en nuestro país, que era raro escuchar que alguien tuviera esta enfermedad o que existía algún tipo de caso.

Muchos de ustedes, que superan hoy los70 años, saben muy bien de todos los cuidados y consejos que se daban para evitar estas enfermedades de transmisión sexual y que ahora raramente son escuchados en los medios masivos de comunicación. Hoy, queridos amigos, este mensaje va dirigido a muchos de ustedes, que tienen la dicha de hablar con sus nietos, de guiarlos, de aconsejarlos, de dialogar sobre estos temas. Nuestros jóvenes están muy expuestos, la presión de los grupos de pertenencia muchas veces los lleva a cometer errores.

El consumo de alcohol en exceso que hace que ni siquiera recuerden qué hicieron o con quién estuvieron. Todas estas cuestiones deben ser abordadas desde el amor y la empatía. Dialogar con los jóvenes sobre la importancia de cuidarse, de quererse, de valorarse, que uno es libre de hacer lo que quiere de su vida, pero que uno y sólo uno es responsable de su propia vida y que la libertad debe ser vivida con responsabilidad.

Tenemos, como sociedad y como familia, estar muy presentes en la vida de nuestros niños y jóvenes, y desterrar el tabú sobre la sexualidad. Nuestros chicos necesitan información sobre sexualidad de calidad y los métodos de cuidado que deben tener al momento de decidir vivir esa sexualidad.

Asimismo, las personas mayores sexualmente activas, también deben tener presentes los cuidados. No crean que porque son mayores, de algunas enfermedades ustedes están exentos o porque ya han pasado la barrera de los 60 años, o que estas enfermedades no los van a afectar de igual manera que a la población joven. En Estados Unidos, se enfrentan a un crecimiento de población infectada de VIH/SIDA que superan los 50 años y están recomendando a toda la población entre 13 y 64 años hacerse los análisis para detectar si son portadores o no.

Vuelvo a reiterar este slogan propuesto por Naciones Unidas, por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana para la Salud: “Habla Conmigo Abiertamente”. Y Corrientes hizo su actividad el pasado viernes con otro slogan sumamente importante: “Las comunidades marcan la diferencia”. Eso es lo que tenemos que hacer como sociedad, hablar con nuestros jóvenes y marcar la diferencia, construir entre todos una barrera contra estas enfermedades de transmisión sexual. Es realmente una responsabilidad de todos, debemos proteger a nuestros jóvenes, enseñarles a quererse a que sus cuerpos son unos templos y a que si ellos no lo hacen nadie más lo va a hacer.

Bienvenidos a Vivir Plenamente.

Related posts

El derecho de las personas mayores a la salud

VIVIR PLENAMENTE

Editorial- Domingo 23 de Agosto de 2015

VIVIR PLENAMENTE

Editorial Nº 589: La necesidad de normalización del PAMI | Por Mirian Blanchard

Eugenia Godoy

Deje un Comentario