5.9 C
Corrientes
13 julio, 2024
VIVIR PLENAMENTE
Información General

Jubilados y poder adquisitivo: sobrevivir con la mínima

El Gobierno nacional aplicó un aumento del 15,53% en las jubilaciones desde septiembre, por lo que el haber mínimo pasó a ser de 50.353 pesos. Sin embargo, el incremento no se equiparó a la inflación, que en lo que va del año lleva acumulado un 70% y una familia durante julio necesitó 111.297 pesos para no ser pobre.

El aumento de la jubilación mínima sostiene un cuadro crítico, ya que no llega a cubrir el 50% de los gastos de la canasta básica“, cuestionó el abogado Eugenio Semino, defensor de la tercera edad, en el informe especial de IP Noticias y Telenueve.

El dilema de los jubilados para llegar a fin de mes

Luis Norberto Gómez tiene 72 años y recibe la jubilación mínima, sobre el aumento en el haber señaló: “Lo único que puede cambiar es que, en vez de llegar al día 15, se llegue al 20. Como jubilado, si la situación sigue así, mi futuro es muy triste”.

Mientras que Aurora Cividino, jubilada de 72 años, resaltó: “El aumento no sirve porque ante la inflación venimos perdiendo mucho. Hay muchos jubilados que tiene que seguir trabajando“.

“La inflación afecta a los jubilados y a los sectores más frágiles. Los adultos mayores que se acercan al estudio, en su gran mayoría es para preguntar cómo pueden seguir trabajando. El debate pendiente es recomponer el haber”, afirmó Semino.

La realidad de los jubilados

“Empecé a trabajar a los 15 y tuve muchos empleos. Trabajé como corredor de bebidas, vendí pasajes al interior del país y de motomensajeria. Jamás imaginé que a esta edad iba a tener que volver a trabajar, si no fuera por mi familia estaría en la lona. Además, tuve que dejar de consumir carne de vaca y busco los productos más baratos”, contó Gómez sobre su situación.

Y remarcó: “Con una canasta básica de 111 mil pesos, con 50 mil pesos los jubilados no podemos vivir dignamente. Tendríamos que ganar 90 mil pesos para vivir mejor”.

Por su parte, Aurora Cividino contó: “Trabajé 17 años en el Hipódromo de San Isidro, tuve trabajos muy malos e incluso periodos de no conseguir trabajo y morirme de hambre. En el 2002 sufrí la represión del Puente Pueyrredón y quedé discapacitada, así que en 2004 me jubilé”.

“Tuve que dejar cosas de lado, por ejemplo no como frutas. Hacer un pucherito sale un dineral. Después de haber trabajado durante tantos años, no podemos soportar esto. La jubilación mínima tendría que ser de 120 mil pesos como mínimo”, sostuvo.

*Con información de ip.digital

Related posts

Desde el miércoles 3 se habilitan las tarjetas Sapucay

Marita

Nueva prórroga a la intervención del Centro de Jubilados de la Provincia

Marita

Por primera vez la previsión social estuvo en el Congreso Mundial de Gerontología y Geriatría

Marita

Deje un Comentario

Contactenos