17.3 C
Corrientes
18 octubre, 2021
VIVIR PLENAMENTE
Centros de Jubilados Mayores con Voz

El Club de Abuelos Che Taita retomó sus actividades presenciales

Hace unos días, visitamos el Club de Abuelos Che Taita de la ciudad de Corrientes, donde hablamos con Nino, su fundador, sobre la vuelta a las actividades presenciales del centro. “Hoy que volvemos a la presencialidad podemos decir que este grupo siempre estuvo en contacto, aprendimos a usar el teléfono celular y, especialmente, WhatsApp”, dijo, y aclaró que no tienen un grupo de Whatsapp, “tenemos una base de datos con todos los números y se les mandaba mensajes, con cada uno una comunicación personalizada”.

“Fue un gran desafío y quiero agradecer a todos los integrantes que están y los que no están, porque se sumaron. Estuvimos en comunicación desde el 2020 hasta este momento. Y la prueba de ello son los muchos integrantes que hoy vemos acá, así como hay muchos más que todavía se están cuidando”, expresó Nino.

“Che Taita va creciendo en integrantes, y así también, crecimos en perímetro para desarrollar las actividades. Siempre se está trabajando para crecer en todo lo que sea confort para que cada uno se siente realizado. Más allá de la infraestructura, de que sea pintado, de que no se ha pintado, lo que nosotros intentamos es que esté pintada la alegría en cada uno de ellos. Y que en cada rostro se vea dibujado esas ganas de venir y compartir, y lo demuestran en cada clase, que están esperando para encontrarse, más allá de que hoy sabemos que tenemos que seguir cuidándonos”, aclaró.

Destacó el trabajo que realiza su esposa, Inés, quien “está conociendo las necesidades de cada uno y, coincidentemente, son las mismas que las nuestras: necesidad de estar en contacto, en comunicación como llamarnos por teléfono, preguntarnos cómo estamos”. “Inés siempre está pendiente de que se puede hacer, me larga la ficha y yo me encargo de hacer. Estamos con ganas de hacer cosas, pero no estamos libres de la posibilidad de contagiarnos”, recordó.

Necesidad de estar en contacto,

en comunicación como llamarnos por teléfono, preguntarnos cómo estamos.

Además, se refirió al orgullo y el agradecimiento que siente por los estudiantes terciarios y universitarios que se acercan al centro para hacer sus prácticas, ya sean de Nutrición, Comunicación Social, Enfermería y Kinesiología. “Y nunca me voy a cansar de agradecer a los miembros, porque todo lo que se logra, es porque cada uno puso su granito de arena. Pone su tiempo, sus ganas y sus ganas de brindarse, porque cada vez que viene uno de los estudiantes a hacer sus prácticas, y a veces le hacen preguntas, que no sé si les pones incómodos pero es su trabajo, ellos tratan de dar el mensaje justo, real y necesario para esa estudiante. Todos los que salen nos comentan que han aprobado su proyecto”, contó.

Che Taita comenzó en el 2019, como parte de la Biblioteca Escritores Correntinos, y se trasladaron luego al espacio actual donde realizan todas sus actividades. “Como familia siento, que con Inés y nuestro hijo, nacimos para esto. Porque nosotros vivimos para eso, no es que vivimos de eso. Sentimos que no podemos defraudar a esas personas que vienen con ganas de estar juntos y compartir”, compartió Nino.

COMPARTIR

Ángela Lugo es una de las vecinas que asiste al club desde 2019. Contó que había intentado asistir en el 2018, pero pasaba por un cuadro depresivo debido al fallecimiento de su esposo, y que asistir al centro la ayudó mucho. “Con las compañeras nos divertimos, eso es lo lindo, y los profes nos hacen bailar, nos olvidamos los problemas. Yo le diría que se animen y que salgan, porque quedarse en la casa es peor”, alentó a quienes todavía no se animan a participar.

También comentó que en pandemia, compró un teléfono para seguir al tanto de las actividades que se enviaban por video. “A mi nieto le hinchaba: ¿A ver cómo es esto? Pero no le tengo mucha paciencia, con WhatsApp yo no quiero escribir, así que mando audios”.

Así también, Bonificia Obregón, otra de las miembros del centro contó que comparten muchos momentos de alegría. “Tenemos a Inés para cualquier problema que nos pasa, nos estamos comunicando para ver la forma de resolver, y también con Nino, si es problema de Pami o del club, siempre estamos comunicados. Y con mis compañeras, por supuesto. Lo que más extrañamos son los viajes y los festejos que hacíamos”, relató. Y por otro lado, Elvira Segovia, elegida como la Reina de Che Taita, manifestó sentirse muy agradecida, pese a que su reinado transcurrió en pandemia. “No pudimos aprovechar mucho”, comentó entre risas. Y agradeció a los profesores con quienes se divierten mucho y le tienen mucha paciencia.

Y por último, Ñeca explicó que ir al centro ayuda a quitarse las contracturas, “ese peso, esa mochila, porque todos tenemos problemas, y acá nosotros nos olvidamos de todos, volvemos a nuestra casa de diez”. “A Inés y Nino yo les digo que no son mis vecinos, ni mis amigos, son mis hermanos”, remarcó.

Related posts

“Le pido a los mayores y jóvenes que se queden en sus casas, es la única vacuna para el coronavirus”

Eugenia Godoy

”Quiero, Puedo y Hago” por Rosa Bella Cáceres

Marita

El Club Los Girasoles se alista para la primavera

Marita

Deje un Comentario

Open chat
Contactenos