29.5 C
Corrientes
21 noviembre, 2019
VIVIR PLENAMENTE
Salud y Bienestar

Investigadores crearon un tratamiento que podría revertir la enfermedad celíaca

Investigadores de la Northwestern University de los Estados Unidos desarrollaron un tratamiento que podría revertir la enfermedad celíaca. Este aporte fue presentado en la Semana Europea de Gastroenterología, llevada a cabo en Barcelona.

Se trata de un ensayo clínico fase 2, donde los pacientes celíacos que probaron el tratamiento con esta técnica pudieron comer productos con gluten y experimentaron una reducción sustancial de la inflamación que produce esta enfermedad.

Según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), la enfermedad celíaca se encuentra dentro de las afecciones digestivas y produce daños en el intestino delgado.

Con el desarrollo de la Northwestern Medicine se demuestra que es posible inducir tolerancia inmune al gluten en personas con enfermedad celíaca

Con el desarrollo de la Northwestern Medicine se demuestra que es posible inducir tolerancia inmune al gluten en personas con enfermedad celíaca

Es provocada por el consumo de alimentos que contienen gluten -una proteína que se encuentra de forma natural en el trigo, la cebada y el centeno; y es común en alimentos tales como el pan, las pastas, las galletas y las tartas-. A su vez, muchos alimentos empaquetados, labiales, productos para el cabello y la piel, dentífricos, medicamentos, suplementos dietarios y vitaminas.

En diálogo con Infobae, la licenciada en Nutrición Teresa Cóccaro (MN 5705), del Instituto de Neurociencias Buenos Aires (INEBA), explicó: “La enfermedad celíaca es autoinmune y como tal una vez realizado el diagnóstico confirmado por endoscopia se comienza el tratamiento a base de una dieta libre de prolaminas tóxicas (sin TACC; libre de trigo, avena, centeno y cebada) excluyendo todo tipo de alimento ya sea funcional o utilizado como ingrediente que lo contenga”.

Entre los principales síntomas que produce la enfermedad celíaca, Cóccaro diferenció: “Se encuentran los digestivos como la diarrea, la pérdida de peso y la inflamación generalizada de esta zona; y los no digestivos como la baja fertilidad en la mujer, la anemia, la caída del pelo, y las uñas quebradizas”.

Hay muchos alimentos sin TACC, ricos, que se pueden incluir a la dieta celíaca (Shutterstock)

Hay muchos alimentos sin TACC, ricos, que se pueden incluir a la dieta celíaca (Shutterstock)

Actualmente no existe tratamiento para la enfermedad celíaca, que padece alrededor del 1% de la población mundial y cerca de 400 mil personas en la Argentina.

Con el desarrollo de la Northwestern Medicine se demuestra que es posible inducir tolerancia inmune al gluten en personas con enfermedad celíaca. ¿Cómo lo hacen? A través de una nanopartícula biodegradable que contiene gluten y enseña al sistema inmunitario que el antígeno, el alérgeno es seguroActúa como un caballo de Troya, al ocultar el alérgeno en un caparazón amigable para convencer al organismo que no lo ataque.

 No existe tratamiento para la enfermedad celíaca, que padece alrededor del 1% de la población mundial y cerca de 400 mil personas en la Argentina

Los resultados también mostraron una tendencia a proteger el intestino delgado de los pacientes de la exposición al gluten.

La ingestión de gluten provoca daños en el intestino delgado de los pacientes que padecen la enfermedad celíaca (Chubbyemu)

La ingestión de gluten provoca daños en el intestino delgado de los pacientes que padecen la enfermedad celíaca (Chubbyemu)

Sin embargo, consultada por Infobae sobre la aplicación de este nuevo tratamiento, Cóccaro advritió: “Basamos nuestra aplicación dietoterápica según la Organización Mundial de la Salud (OMSy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (conocida como FAO). Mientras no se demuestre lo contrario es muy riesgoso someter al paciente a pruebas”.

“Si este avance se comprueba y las pruebas son fehacientes; sería un excelente logro por parte de la ciencia; se disminuiría el costo de la dieta sin gluten y le permitiría al paciente tener una vida social sin tanto cuidado desde la selección y la higiene de los alimentos, punto clave para evitar la contaminación cruzada”, consideró Cóccaro.

La licenciada en Nutrición María Agustina Murcho (MN 7888, MP 3196) coincidió: “Si es real que este tratamiento o técnica puede ayudar a que las personas con celiaquía puedan comer alimentos que tienen ganas o que se prohíben por la patología sería una buena alternativa”.

Sin embargo resaltó: “Siempre tiene que ser un médico el que prescriba el tratamiento, y es importante saber si no hay contraindicaciones o secuelas en este tratamiento, cosa que todavía no se sabe”.

Esta tecnología actúa como un caballo de Troya, al ocultar el alérgeno en un caparazón amigable para convencer al mismo organismo que no lo ataque (Shutterstock)

Esta tecnología actúa como un caballo de Troya, al ocultar el alérgeno en un caparazón amigable para convencer al mismo organismo que no lo ataque (Shutterstock)

Por otro lado, la licenciada en Nutrición, Gina De Piccoli MN 9079 explicó: “El desarrollo de nanoparticulas para enfermedades autoinmunes es una tecnología que va en aumento y que busca generar una supresión selectiva del sistema inmune sin afectar la función general del mismo”.

Y agregó: “El potencial uso de estas nanoparticulas para el tratamiento de la celiaquía reviste de mucha importancia dado que en la actualidad el único tratamiento posible es la dieta libre de gluten, que en ocasiones resulta difícil de aplicar ya que conlleva mucha educación alimentaria y para ciertos grupos sociales un impacto a nivel económico. Sería una novedad que a partir de la implementación de estas partículas el cuerpo no reaccione ante la presencia del gluten”.

Más allá de su aplicación para la enfermedad celíaca, este hallazgo abre la posibilidad de que se pueda replicar, con las debidas adaptaciones, en otras afecciones o alergias como en el asma, la alergia al maní, la esclerosis múltiple, o mismo la diabetes de tipo 1, según especificaron desde la Universidad Northwestern.

La tecnología fue desarrollada en el laboratorio de Stephen Miller, profesor de microbiología e inmunología de la Facultad de Medicina de Feinberg de la Universidad Northwestern (Shutterstock)

La tecnología fue desarrollada en el laboratorio de Stephen Miller, profesor de microbiología e inmunología de la Facultad de Medicina de Feinberg de la Universidad Northwestern (Shutterstock)

La tecnología fue desarrollada en el laboratorio de Stephen Miller, profesor de microbiología e inmunología de la Facultad de Medicina de Feinberg de la Universidad Northwestern, que cuenta con décadas perfeccionando el método.

“Esta es la primera demostración de que la tecnología funciona en pacientes”, dijo Miller, y agregó: “Hemos demostrado también que podemos encapsular mielina en la nanopartícula para inducir tolerancia a esa sustancia en modelos de esclerosis múltiple, o poner una proteína de las células beta pancreáticas para inducir tolerancia a la insulina en modelos de diabetes tipo 1”.

“Al ser introducida en el torrente sanguíneo, la nanopartícula cargada de alérgenos, el sistema inmunitario no se preocupa por ella, ya que la confunde con desechos inocuos”, explicaron desde la Universidad Northwestern.

La gliadina es el componente principal del gluten, que se encuentra en los cereales como el trigo (Shutterstock)

La gliadina es el componente principal del gluten, que se encuentra en los cereales como el trigo (Shutterstock)

Agregaron que “así es como la gliadina -carga oculta de esta nanopartícula- es consumida por un macrófago, esencialmente una célula de aspiradora que limpia los restos celulares y los patógenos del cuerpo”.

La gliadina es el componente principal del gluten, que se encuentra en los cereales como el trigo. Una semana después del tratamiento, los pacientes fueron alimentados con gluten durante 14 días.

Sin tratamiento, los pacientes celíacos que comían gluten desarrollaron marcadas respuestas inmunitarias a la gliadina y al daño en su intestino delgado. Los pacientes celíacos tratados con la nanopartícula COUR, CNP-101, mostraron un 90% menos de respuesta a la inflamación inmune que los pacientes no tratados. Al detener la respuesta inflamatoria, CNP-101 mostró la capacidad de proteger los intestinos de las lesiones relacionadas con el gluten.

Related posts

¿Cómo abordar la enfermedad del Alzheimer?

VIVIR PLENAMENTE

Científicos argentinos buscan revelar la "firma molecular" del Alzheimer

VIVIR PLENAMENTE

Los beneficios de perdonar

VIVIR PLENAMENTE

Deje un Comentario